Cervicovaginitis

La infecciones de la vagina pueden ser extremadamante problemáticas y causar inumerables molestias, aun cuando sean condiciones relativamente menores y que en raras ocasiones llegan a dar complicaciones a largo plazo. Las infecciones que causan vaginitis pueden afectar a tres estructuras que son: vulva, vagina y cervix (cuello uterino). Contrariamente a lo que muchas mujeres creen, algunos flujos son normales y no necesariamante indicativos de infección. Dichos flujos son causados por la microflora (microbios) que colonizan desde el nacimiento el aparato genital de la mujer y dichas secreciones pueden tener un olor “característico” y una cantidad normal dependiendo de cada mujer. Los microorganismos que forman los flujos (o desechos) pueden ser influidos por varios factores: Ciclo mestrual, actividad sexual, el parto, la cirugía, los antibióticos, los anticonceptivos hormonales, el dispositivo intrauterino y enfermedades que disminuyan la inmunidad (defensas). Además de esto, la flora bacteriana vaginal es un eco-sistema dinámico y varía día con día en la misma mujer. Aunque diversos organismos pueden causar vaginitis, los síntomas en cada tipo de infección son similares. Generalamente hay una secreción anormalmente excesiva, acompañada de prurito (comezón), ardor y malestar. Puede haber dolor al orinar y en la actividad sexual. También puede presentarse irritación e hinchazón en vulva y vagina.
Las infecciones e infestaciones más comunes son: CANDIDIASIS, TRICOMONIASIS y VAGINOSIS.

CANDIDIASIS


Se llama así, a las frecuentes infecciones por hongos, producidas por Candida albicans. Se calcula que un 75% de las mujeres con actividad sexual serán afectadas cuando menos una vez en su vida y un 10% se harán recurrentes cada mes y dará síntomas crónicos. Puede haber condicones predisponentes como son embarazo, diabetes no controlada, uso de antibióticos o uso de anticonceptivos hormonales y dispositivos intrauterinos (DIU). Los síntomas frecuentemente se inician una semana ántes o durante la menstruación. El flujo en esta infección es espeso, blanco con apariencia de “requesón”. Esta infección no se puede considerar una enfermedad de transmisión sexual, estrictamente hablando. Se puede adquirir además del coito, en toallas, ropa, agua de baño o malos hábitos higiénicos. Es más frecuente en mujeres en edad fertil o con tratamientos hormonales y es raro en niñas o despues de la menopausia.

TRICOMONIASIS


Es causada por un microorganismo microscópico llamado Trichomona vaginalis. Se calcula que aproximadamente 20% de todas las mujeres la tienen. También hasta un 10% de los hombres pueden ser portadores. La principal forma de transmisión es por contacto sexual, sin embargo algunos estudios suguieren una transmisión a través de contacto en baños, con toallas, trajes de baño y albercas contaminadas.
Las manifestaciones más comúnes de la vaginitis tricomoníasica es el flujo de mal olor, comezón en la vulva y molestias al orinar. Aunque hay mujeres que pueden NO presentar ningun síntoma son capaces de infectar a su pareja.

VAGINOSIS BACTERIANA


Anteriormente se le conocia como Vaginitis no específica pues no se encontraba aparente ningun microbio en esta infección.
Las causas de este padeciemiento son múltiples, pero principalmente es provocado por sobre crecimiento de Gardnerella vaginalis y Mobilincus sp (anaerobio) provocando un desequilibrio en la microflora vaginal. Se ha comprobado otro tipo de micrororganismo que pueden asociarse en esta infección pudiendo causar complicaciones más serias (Micoplasma, que puede producir esterilidad).
Este padecimiento es más frecuente en mujeres con vida sexual activa, por lo consiguiente la principal forma de transmisión es por contacto sexual. Aunque solo se ha aislado el microoganismo en 80% de varones parejas de mujeres contaminadas, se puede observar esta infección en adolecentes sin vida sexual. Dentro de los principales síntomas, la mujer pude presentar comezón, ardor vulvar, flujo fétido(principalmente despues del acto sexual) y grisáceo.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO


Dado que es posible tener más de un tipo de infección a la vez, el auto-diagnóstico y tratamiento basado en su propia experiencia, no es prudente. Para poder determinar cual de los microorganismos mencionados es el responsable de la vaginitis su ginecólogo debe realizar algunos estudios y puede observar una muestra del flujo vaginal, en el microscopio.
El tratamiento administrardo depende del tipo de microorganismo que este causando la infección. Debe usted tener cuidado de no suspender el tratamiento aunque hayan desaparecido las molestias puesto que esto puede provocar recaidas, así es que le recomendamos utlizar el medicamento por el periodo total que le recomendamos. En ocasiones le indicaremos conjuntamante tratamiento a su pareja sexual, aunque sin saberlo él pueden albergar un microorganismo infectante y no servir de nada el tratamiento.

MEDIDAS PREVENTIVAS GENERALES.


Aunque usted no esta capacitada para prevenir todas las infecciones, hay mucho que puede hacer para mantenerse saludable.
La antención especial a sus hábitos e higiene personales puede poner el alto a la infecciones vaginales. Debe evitarse el uso de ropa interior sintética y cambiarla por prendas de algodón. Recomendamos suprimir el uso de duchas vaginales si las acostumbra, así como, el uso de “sprays”.
Los aseos de vulva deberán hacerse con agua y jabón (suave).Las toallas higiénicas perfumadas y los tampones pueden causar irritación vulvar y favorecer las infecciones vulvovaginales; mantenga sus genitales frescos y libres de humedad, evite las pantimedias y los pantalones muy apretados, no se deje puesto el traje de baño húmedo, asegúrese siempre después de la defecación, asearse de adelante hacia atrás. Cualquier cambio de su flujo vaginal o aparición de comezón o malestar amerita sea investigado. Acuda a consulta ginecológica para determinar cuales estudios son los apropiados para usted.
Otros temas:

Volver a la página principal