Menopausia


¿Deberas cree usted que es menos mujer?, ¿Cree que está pasando a un segundo plano?, ¿Debe ahora dedicarse sólo a cuidar nietos?. DE NINGUNA MANERA.
Imagine por un momento, a una persona que durante varios años se dedicó a apoyar el crecimiento de sus hijos y a consolidar su carrera profesional, y que ahora, en plena madurez, se encuentra con una demanda menor de tareas, con más tiempo para disfrutar de sus intereses y abrir nuevos campos que enriquezcan su desarrollo intelectual. ¡Fabuloso!, ¿no cree?
Sin embargo, nuestra cultura tradicionalmente no ha sido amable con las mujeres al llegar a la edad madura. Se nos recuerda que:
  • La belleza física ha disminuido.
  • Se ha acabado la capacidad reproductiva.
  • Los hijos han comenzado a hacer su propia vida.
  • Su pareja posiblemente esté ocupado en actividades laborales de mayor jerarquía, que le provocan tensiones y le consumen tiempo.
  • Han dejado varios años de asistir a la escuela o no se han preocupado por mantenerse actualizadas en algún campo profesional, dificultando su competencia laboral.

Muchas de las mujeres se desaniman al advertir que esto sucede, y llegan a considerarse poco aptas cuando se aproximan a la MENOPAUSIA, creyendo que ya no tienen nada que aportar. Se les hace pensar que ya es “demasiado tarde” para plantearse nuevas metas en la vida; incluso, se disponen a esperar un rápido deterioro de su estado físico, intelectual y emocional; consideran que pronto se volveran emocionalmente inestables y achacosas. Pero la realidad está en contra de estas falsas creencias.
¿Sabías que la mujer entre los 45 y 55 años alcanza el punto culminante de su madurez intelectual?
Si, así es. Su capacidad intelectual llega a un periodo de florecimiento, que deben aprovechar enfrentando nuevos retos. Como dato curioso, se ha encontrado que en esta etapa el cerebro es más brillante, aun cuando no se puede afirmar categóricamente, pero hay factores que parecen justificar la afirmación de que a esta edad le corresponden dichas atribuciones.
¿Qué nos dicen los cambios?
La expectativa de vida ha aumentado; en el año de 1900 era de 47 años, lo que significa que en esa época muchas de nuestras abuelas o bisabuelas no vivirían la menopausia. HOY, la expectativa de vida es de 72 años, es decir, muchas vivirán una tercera parte de su vida después de la menopausia.
El cambio en el estilo de vida hace que HOY estén fuertes y sanas al llegar a esta etapa. Las oportunidades de mejorar su marco cultural se amplían ya que AHORA cuentan con la experiencia, que les indica que saben lo que realmente quieren hacer, aprender, conocer y desarrollar. Hoy existe mayor tiempo para ustedes. Esto no fue posible antes porque estuvieron ocupadas atendiendo familia y tal vez después se dediquen a los nietos. Los adelantos médicos han progresado y lo siguen haciendo, logrando grandes avances en el tratamiento de enfermedades pero, sobre todo, en su prevención.
Como ve, la MENOPAUSIA no tiene por que ser esperada con temores basados en comentarios negativos o en la falta de información. Ustedes, la generación del cambio, pueden vivirla con una nueva actitud, si comprenden QUE ES y rechazan mitos absurdos, es decir, si aprenden a disfrutar el cambio.
Empiezen por contestar aquellas preguntas que seguramente usted, al igual que todas, se han formulado en algún momento.
¿Qué es la menopausia?
Veámosla objetivamente guiándose por su propio cuerpo. Todas las mujeres nacen con cerca de MEDIO MILLON DE OVULOS dentro de sus ovarios, pero sólo utilizan unos quinientos durante las tres o cuatro décadas de su vida reproductiva; cada mes, durante el ciclo menstrual un óvulo madura y es liberado por el ovario.
Su sistema reproductor asegura que sea posible la concepción cada mes y en caso de que se presente la fertilización exista un ambiente apropiado para el desarrollo del embrión; si la fertilización no se presenta, se eliminan las células uterinas ya dispuestas a través de la MENSTRUACION.
Esta secuencia se repite automáticamente mes con mes, año con año. Para finales de los treinta y principios de los cuarenta años, las mujeres cuentan con menos óvulos y pueden dejar de ovular ocasionalmente, con lo que resulta difícil un embarazo durante estos años. Aproximadamente a los cincuenta, la menstruación presenta irregularidades hasta llegar a la MENOPAUSIA, que es cuando cesa totalmente y el ciclo de fertilidad llega a su fin.
LA MENOPAUSIA SE INICIA DESPUES DE LA ULTIMA MENSTRUACION; sin embargo, por lo regular se acepta que debe pasar todo un año sin menstruaciones antes de que puedan estar seguras de que ya no ovulan, de que ya no son fértiles. Algunas mujeres sufren un cese abrupto de sus menstruaciones, aunque no es lo común. La mayoría pasan por un período de transición gradual que incluye la disminución paulatina del ciclo en la PREMENOPAUSIA, su cese en la MENOPAUSIA, la época más cercana a la última menstruación y el ajuste final del organismo en la POSMENOPAUSIA.
CLIMATERIO es el término que empleamos para agrupar las tres etapas que se suceden en unos cuantos años y abarcan el cambio completo de la fase reproductiva a la no reproductiva.
¿Qué papel desempeñan las hormonas sexuales femeninas?
El desarrollo de las características sexuales está sometido a la influencia de factores hereditarios y hormonales. Los ESTROGENOS son las hormonas sexuales femeninas más importantes. Los estrógenos producen cambios físicos de niñas a mujeres, hacen que crezcan los senos y los genitales externos; se ensancha la pelvis, desarrollan la vagina y aumentan sus secreciones. Así, el cuerpo se acondiciona para poder ser fecundado y concebir, Afecta también el crecimiento y la textura de la piel, y del cabello, así como la grasa subcutánea.
En la pubertad, el nivel de estrógenos aumenta porque uno de sus papeles principales es el de desarrollar los tejidos de los órganos sexuales. En la mayoría de las mujeres la producción de estrógenos alcanza su máximo entre los veinte y treinta años. Más tarde, cuando la tarea de la reproducción finaliza, regresan a niveles más bajos y estables, es decir, el cuerpo disminuye la producción de hormonas sexuales después de la menopausia.
En los ovarios, se generan casi todos los estrógenos producidos durante el intervalo entre la pubertad y la menopausia. La cantidad de estrógenos aumenta durante los primeros quince días del ciclo menstrual, alcanzando su nivel máximo en el momento de la ovulación; luego disminuye.
Tal y como se presenta cada mes durante el período de fecundidad, la producción de estrógeno aumenta durante la pubertad, se mantiene en niveles altos durante el período reproductivo y disminuye después de la menopausia. Como ve, es una especie de curva que alcanza su cima y desciende.
Otra hormona femenina que tiene gran importancia es la PROGESTERONA, pues aunque sus efectos son de menor amplitud, es fundamental durante el embarazo y su función es necesaria en los procesos de menstruación y concepción.
¿Cuándo ocurrirá su menopausia?
No existe forma de saber con anticipación cuando se presentará la menopausia. Está relacionada con la edad en la que menstruaron por primera vez, aunque hasta ahora no hay evidencias de tal conexión. La edad de la madre en su menopausia puede ayudar a predecir la de usted, aunque tampoco es definitivo. Algunos estudios muestran que el tabaco y/o la nutrición deficiente pueden adelantarla.
A la mayoría de las mujeres se les presenta en un momento indeterminado entre los 45 y 55 años. Los síntomas no aparecen de repente, a excepción de los casos de extirpación quirúrgica de los ovarios o radioterapia.
A medida que los ovarios disminuyen la capacidad de producir estrógeno surge un desequilibrio hormonal que ocasiona en la mayoría de las mujeres cambios en los ciclos menstruales, que pueden alargarse o acortarse y el sangrado puede volverse más ligero o abundante, e incluso presentarse ligeros sangrados entre períodos menstruales, especialmente después de las relaciones sexuales. Algunas veces empeoran los malestares premens-truales y resulta cada vez más común sufrir bochornos durante la semana previa al inicio de la menstruación.
Al cesar la ovulación, se detiene la producción de hormonas sexuales en los ovarios y los tejidos requieren cierto tiempo para ajustarse al nuevo equilibrio hormonal. Los síntomas como bochornos, sudores nocturnos y trastornos emocionales pueden perdurar por meses e incluso años, pero en cada caso es importante recordar que el mantenimiento de una salud óptima es lo mejor para llevar una vida productiva al máximo, y seguir sintiéndose (y viéndose) activas, saludables y felices en la menopausia y posteriormente.
¿Habrá problemas después de la menopausia?
Aunque las glándulas suprarrenales y el tejido graso continúan produciendo cantidades bajas de estrógeno, el nivel es menor que la cantidad a la cual el organismo está acostumbrado. Por esta razón, es posible experimentar los síntomas ya mencionados, hasta que nuestro organismo se ajuste al cambio.
¿Qué se siente llegar a la menopausia?
Hay variaciones. Aunque muchas mujeres experimentan únicamente el cese de la menstruación, la mayoría tienen diversos síntomas provocados por el descenso de hormonas sexuales.
Las alteraciones más comunes son los bochornos, sudores nocturnos, cansancio y trastornos del sueño. Puede haber alteraciones urinarias o vaginales, algunas veces incluso emocionales, como depresión o irritabilidad; otros síntomas que pueden presentarse son el debilitamiento de los huesos (osteoporosis), adelgazamiento del cabello o algún crecimiento de pelo en el rostro, que no implica un problema práctico. La mayoría son síntomas que pueden ser tratados médicamente; sin embargo, hay datos que muestran que sólo la tercera parte de las mujeres que sufren estos síntomas consulta a su médico.
Recordemos que:
Si la madre experimentó una menopausia temprana, es posible que la hija se encuentre en el mismo caso: pero, si ella pasó momentos difíciles, NO HAY RAZON para que la hija sufra igual. Actualmente existen tratamientos que controlan la mayoría de los síntomas desagradables. Es importante acudir a consulta. incluso si se sienten bien.
La menopausia no afectará la personalidad básica y cualquier cambio en la apariencia será paulatino y difícil de distinguir del proceso normal de envejecimiento. Las molestias serán menores si la salud general es buena y la vida plena e interesante. Se puede hacer mucho para ayudarse a si misma si se mantiene una actitud positiva.
Bochornos y sudores nocturnos:
Son el síntoma climatérico más común, aunque varían mucho en intensidad y frecuencia. Algunas mujeres sólo sienten que el calor las invade desde el pecho hasta la cabeza, otras enrojecen intensamente sin razón alguna, por lo que llegan a sentirse turbadas y apenadas. El corazón les late más rápido, la temperatura de la piel se eleva y con frecuencia hay sudoración.
Los sudores nocturnos consisten en bochornos severos, que ocurren en la noche. Ya que en esos momentos se encuentran cubiertas con ropa de dormir, es muy probable que despierten bañadas en sudor; si esto sucede varias veces durante la noche, es posible que perdamos horas de sueño. Estos problemas provienen de un desequilibrio temporal en el sistema de control de la temperatura corporal, el cual se autoajustará en cuanto se acostumbre a sus nuevos niveles hormonales, normalmente el ajuste llevará meses, pero en algunas puede llevar años.
En la noche, se sugiere dormir bajo cobijas que puedan retirarse al sentir demasiado calor. Buscar la comodidad para lograr un buen descanso. También se recomienda evitar el alcohol y el café, pues ambos pueden empeorar el problema. En el caso de que los bochornos alteren el sueño, sean perturbadores o persistentes, se debe acudir a consulta. El síntoma responde con mucha rapidez a la terapia hormonal de sustitución, si es apropiada al caso particular.
Cansancio
Muchas mujeres encuentran más difícil de lo normal el realizar el trabajo diario, estar con la familia o ambos. Algunas quizá se sientan tan cansadas que todo se convertirá en un esfuerzo para ellas. Esto puede deberse a un sueño intranquilo. Para solucionar el problema conviene organizarse para poder quedarse una hora más en la cama, ya sea acostándose más temprano o por la mañana. También es buena idea hacer ejercicio relajante, tal vez caminar o nadar en la noche y descansar en laxitud durante algunos minutos antes de ir a la cama. En todo caso, puede haber otras causas que en consulta se pueden detectar y tratar. Por ejemplo, el cansancio es un síntoma común de anemia, la cual puede aparecer a raíz de menstruaciones demasiado abundantes.
Problemas psicológicos
No es raro que surjan dificultades para concentrarse. Cualquier problema nos puede parecer imposible de solucionar, aunque no sea así. Algunas comenzarán a sentirse irritables o sensibles. Estos problemas pueden deberse a cambios hormonales de la menopausia, pero también pueden provenir de otras circunstancias que aparecen comúnmente en esta etapa de la vida.
En general, aproximadamente a los 50 años de edad, se encuentra que su vida familiar está cambiando, los hijos comienzan a formar su propia familia y la vida de repente parece vacía. En el trabajo quizá haya más responsabilidad. Y se sienten desplazadas por las nuevas generaciones. Cualquiera de estas circunstancias genera preocupaciones: puede ser difícil enfrentar los problemas, incluso si la mujer se siente en perfectas condiciones de salud.
En todo caso, es de ayuda hablar con un pariente o amigo comprensivo, pero también resultará útil estar realizando una actividad que mantenga la mente felizmente ocupada y que incluso represente un ingreso extra. Se debe prestar atención a los intereses para los que no se tenía tiempo antes. Dedicarse a la lectura, a la decoración o a la pintura, asistir a clases nocturnas, organizar salidas al teatro o al cine, tomar en serio la jardinería, aprender otro idioma, tomar un curso de baile, dar clases, reencontrarse con amistades. Si no se tiene la menor idea de lo que se puede hacer buscar ayuda en una de las organizaciones especializadas para tal fin.
Algunas mujeres no encuentran posibilidad alguna para ayudarse de ese modo, pues la menopausia las ha conducido a una depresión severa. Si se llega a sentir incapaz de disfrutar las cosas que siempre la han alegrado (la música, las flores, un día soleado) o si se despierta a las 3 de la mañana y no puede volver a dormirse debido a la depresión, debe acudir a consulta. Tenga confianza en recibir la atención que requiere de manos de los especialistas.
Síntomas genitales
Estos síntomas tienden a aparecer con lentitud y pueden ser más problemáticos en los años posteriores a la menopausia. La vagina se vuelve más seca y las relaciones sexuales pueden volverse incómodas o incluso dolorosas. A menudo, esto puede solucionarse mediante un simple lubricante vaginal. En todo caso, se trata de otro síntoma que responde casi de inmediato a la terapia hormonal de sustitución. La piel de la vulva y el revestimiento de la vagina se tornan más delicadas y susceptibles a la infección. En caso de verse afectada por prurito (comezón)o flujo vaginal, debe acudir a consulta.
Síntomas urinarios
La falta de estrógenos también puede provocar que el revestimiento de las vías urinarias sea más vulnerable a la infección; la vejiga puede volverse más sensible. Es posible que deba levantarse durante la noche para orinar o que experimente la necesidad urgente de orinar en momentos inoportunos. Nuevamente, acuda a consulta para curar estos síntomas; siempre debe consultar si hay dolor o pérdida de orina involuntaria al toser, estornudar, trapear o realizar algún esfuerzo físico. Aunque sea solamente de modo ocasional.
Osteoporosis
Los estrógenos cumplen una importante función de preservación de la resistencia de los huesos; después de la menopausia, los huesos tienden a volverse más endebles, aunque en diferentes grados. Esta es la razón por la que las ancianas pierden estatura al envejecer y por la cual aumenta el riesgo de fracturse un hueso en una caída. Sin embargo, los métodos modernos de diagnóstico permiten detectar fácilmente una pérdida ósea excesiva. El tratamiento con estrógenos puede ayudar a prevenirla.
Igualmente, la resistencia ósea se refuerza mediante dieta y ejercicio adecuados. Resulta importante, ahora más que nunca, consumir cantidades suficientes de calcio (leche o yogurth, queso con bajo contenido de grasas o pescado) y mantenerse activas.
¿Cómo debe enfrentar esta etapa?
Con la llegada de la MENOPAUSIA, se tiene la señal de que se ha alcanzado lo que podría ser la parte más interesante y promisoria de la vida. En el primer tercio de su vida, se ocupó de su propio crecimiento, en la vida adulta se dedicó a criar una familia o a desarrollar una carrera; ahora ha llegado el momento de pensar más en USTED misma, aprovechar su experiencia y desarrollar capacidades que tal vez haya descuidado.
¿Y en cuanto a los cambios en las relaciones personales?
Se descubre que comienzan a haber cambios en las relaciones personales establecidas hace tiempo. Probablemente habrá perdido a sus padres o deba enfrentarse al hecho de que pronto los perderá. Por otro lado, es posible que ya haya llegado o esté a punto de llegar una nueva generación familiar de nietos o sobrinos nietos. La presencia de estos pequeños proporcionará un nuevo placer. Con la ventaja de no tener la exigencia inmediata sobre su educación y alimentación.
Posiblemente, algunos de sus amigos se hayan alejado de usted en los últimos años. Ahora es el momento de reanudar esas viejas amistades. Del mismo modo, a medida que los hijos abandonan el hogar y se vuelven más independientes, los verá regresar en plan de amigos para compartir con usted sus experiencias.
También se presenta la oportunidad de hacer nuevos amigos. Las clases nocturnas, los clubes y las asociaciones de diversos tipos pueden ser muy útiles en este aspecto. Además, Tienen la ventaja de saber que existe un interés compartido.
¿Cómo es la vida sexual durante y después de la menopausia?
El interés en el sexo y en el placer derivado del mismo se verán afectados tanto por la actitud mental, como por los cambios corporales. Sí, progresivamente ocurrirán cambios en su atractivo físico. La piel y la silueta se harán menos elásticas, pero esto puede contrarrestarse con dieta, higiene y ejercicios apropiados. También, el problema de la resequedad de la vagina se trata con facilidad.
¿Cómo proteger su salud?
En primer lugar, NO HAY EXCUSA, aumentar de peso en la madurez NO es un síntoma de menopausia, aunque a menudo coincide con la misma. En cualquier caso, el peso adquiere mayor importancia para la salud. En los años en que tuvo capacidad reproductora tuvo menos probabilidades que los hombres de sufrir cardiopatías; después de la menopausia. se pierde esta protección que dan las hormonas sexuales femeninas y progresivamente se llega al mismo nivel de los hombres en cuanto al riesgo de sufrir cardiopatías o hipertensión. La obesidad aumenta estos riesgos, mientras que el ejercicio y una dieta adecuada los pueden reducir. Recordemos qué tan importante es el calcio para, conservar la fuerza de los huesos. Consuma mucha leche y productos lácteos bajos en grasa.
La menopausia también se relaciona con otro problema que puede avanzar lentamente durante los años: Los cambios de niveles de colesterol. Actualmente, el colesterol es una preocupación médica importante para las mujeres, después de la menopausia en que es probable que las concentraciones de colesterol aumenten, pudiendo evitarse este aumento con una terapia adecuada.
Sobre el ejercicio hay que anotar que la jardinería o las labores del hogar ayudarán a que se mantenga saludable y en buenas condiciones, pero evite sentirse fatigada programando adecuadamente sus ocupaciones. Asegúrese de seguir alimentándose en forma correcta, incluso si ya no necesita cocinar regularmente para otras personas. Aprovechando los beneficios de la actividad, quizá pueda reunirse con amigas para hacer ejercicio y comer juntas.
¿Cómo cuidarse de sí misma?
Aunque lo último que se desea es preocuparse en exceso por la salud, será sensato supervisar algunos parámetros con regularidad. Cada mes se puede registrar el peso en un diario o calendario con el fin de detectar cualquier evolución a largo plazo. Examine sus senos regularmente, por ejemplo, cada mes. En la consulta se explica cómo hacerlo.
Es muy importante comunicarse a nuestro consultorio ante la presencia de éstas anormalidades:
  • Cualquier protuberancia detectada en los senos.
  • Cualquier flujo o sangrado proveniente del pezón, así como cualquier tendencia del mismo a retraerse.
  • Cualquier sangrado inesperado de la vagina, así sea ligero.
  • Cualquier flujo vaginal.
  • Cualquier dolor persistente en el abdomen.

¿Qué tipo de chequeos médicos se requieren?
Hemos dicho que resulta sensato acudir a consulta cuando se empieza a sospechar la llegada de la menopausia; así, podrá ser examinada para poder comprobar si existe algo que sea susceptible de causar problemas. Normalmente, se le practicará un examen para comprobar que el útero y los senos se encuentran en buenas condiciones, tomar un frotis cervical y medir la presión arterial.
En nuestra ciudad hay clínicas que cuentan con el equipo necesario para el diagnóstico temprano del cáncer de mama.
¿Y en cuanto al tratamiento?
La Terapia Hormonal Sustitutiva: (THS) con estrógenos alivia los síntomas a corto plazo de la menopausia, tales como: bochornos, sudores nocturnos y sequedad vaginal. Básicamente, la THS reemplaza lo que la naturaleza ha eliminado, de tal manera que el cuerpo pueda seguir estando sano y experimentando los beneficios protectores de los estrógenos, presentes en los años premenopáusicos.
La THS existe en diferentes formas: píldoras, crema, óvulos vaginales, inyecciones y parche transdérmico. Estos diferentes medios de proporcionar estrógenos ofrecen varias ventajas terapéuticas. Debemos decidir juntos, médico y paciente qué tratamiento es el mejor en el caso particular.
Para ayudar a mantener un cuerpo sano y ser capaz de eliminar las molestias de la menopausia y de los años posmenopáusicos, las mujeres deben motivarse a seguir una dieta bien balanceada, rica en calcio, dejar de fumar, evitar un consumo excesivo de alcohol y hacer ejercicio. Recordemos que todas las mujeres al llegar a la menopausia tienen un tercio de vida por delante. Todas las mujeres próximas a ella o las que la estan viviendo ya, deben tratar de sacar el mayor esfuerzo por mantenerse sanas y productivas, en beneficio propio.
Lo que a las mujeres les gustaría saber cuando inician la terapia hormonal
1.- ¿Qué substancias contiene mi prescripción, y por qué?
R.-Los estrógenos son hormonas producidas normalmente por sus ovarios. Aproximadamente a los 50 años de edad, los ovarios dejan de producir estrógeno, causando una deficiencia de esta hormona. Una histerectomía también puede causar esta deficiencia, si durante la cirugía le han extirpado los ovarios junto con el útero.
Le he prescrito estrógenos conjugados para reponer el nivel de estrógeno en su cuerpo. Esto le ayudará a aliviar los síntomas que tal vez esté sintiendo ahora (bochornos), el alivio de los sudores nocturnos puede permitirle dormir mejor y, por consiguiente, aliviarle el cansancio, la depresión o el nerviosismo relacionados con la falta de sueño, ayudará a protegerla contra el desarrollo de osteoporosis (huesos frágiles), una enfermedad que a menudo causa fracturas de la cadera y la muñeca.
El tomar estrógeno también puede reducir el riesgo de presentar enfermedad cardíaca más tarde en la vida, Cuando usted llega a la menopausia, su cuadro de colestrol puede empeorar; al tomar estrógeno, no se provoca éste tipo de cambio indeseable, es decir el estrógeno ejerce un efecto favorable sobre el colestrol; el estrógeno además ayuda a evitar el adelgazamiento del tejido vaginal y corrige su sequedad, evitando la molestia que se produce en éstos casos durante las relaciones sexuales así como también ayuda a proteger contra cambios similares en las vías urinarias.
Si usted todavía tiene útero, le receté también una hormona conocida como progestágeno, y le recomendaré que la tome durante 10 a 12 días al mes, conjuntamente con los estrógenos conjugados. El progestágeno le ayudará a prevenir que se acumule el endometrio (la membrana interior del útero) y a reducir cualquier riesgo de cáncer endometrial.
2.- ¿Debo esperar que ocurra sangrado menstrual? Si es así, ¿Cuántos días durará? ¿Cuál es su propósito?
R.-Si usted todavía tiene útero y está tomando estrógenos conjugados diariamente y un progestágeno durante 10 a 12 días al mes, debe anticipar una hemorragia por supresión varios días después del último día de administración de estrógenos conjugados/progestágeno. La hemorragia es una señal de que el progestágeno ha hecho que el tejido acumulado dentro de el útero se desprenda. Este desprendimiento elimina la hiperpiasia (crecimiento excesivo de la capa interna del útero).
Si usted ya no tiene útero y está tomando estrógenos conjugados diariamente, no debe esperar un sangrado menstrual. Esta hemorragia ocurre porque la membrana interior del útero se está desprendiendo. Si ya no tiene útero, este desprendimiento no puede ocurrir.
Si está tomando estrógenos conjugados/progestágeno diariamente (sin descanso), no debe esperar un sangrado menstrual, pero puede presentar un cierto grado de manchas ligeras.
3.- ¿Es el sangrado menstrual una señal de que he recobrado la fertilidad?
R.-No. Una vez que los ovarios han dejado completamente de producir óvulos, usted deja de ser fértil y ya no puede quedar embarazada. Mientras usted producía óvulos, el flujo menstrual se presentaba como resultado del desprendimiento del endometrio, el cual ocurría porque el endometrio ya no se necesitaba para nutrir y proteger un óvulo en desarrollo que finalmente no se fecundó.
Ahora que usted está recibiendo terapia hormonal, la hemorragia que presenta es un signo de que el progestágeno ha estimulado el desprendimiento de su endometrio, lo que elimina la hiperpiasia. Aunque esta hemorragia puede ser semejante a un ciclo menstrual no es un “período” real, y decididamente no es una señal de que ha recobrado la fertilidad.
Usted no debe usar ninguna forma hormonal de anticoncepción mientras esté tomando estrógenos conjugados o progestágeno.
4.- ¿Me hará aumentar de peso la terapía hormonal?
R.-Las dosis cíclicas de progestágeno se asocian a veces con el aumento de peso. Podemos ajustarie las dosis de progestágeno para corregir este problema o prescribirle un diurético ("píldora para eliminar agua") si el aumento de peso se debe a que está reteniendo líquidos.
Le podemos recomendar también una dieta y un programa de ejercicios para evitar que aumente de peso. A medida que envejecemos, nuestro metabolismo se hace más lento y nuestros cuerpos no queman calorías tan eficientemente como lo hacían antes. El resultado es un aumento del peso y la grasa corporal. El ejercicio le ayudará a reducir la grasa corporal y quemar calorías. Los ejercicios que desplazan peso, como el caminar, también mantendrán sus huesos fuertes y ayudarán a evitar la osteoporosis.
5.- ¿Cómo se pretege a la mujer contra la enfermedad cardíaca con la terapia hormonal?
R.-Las mujeres con deficiencia de estrógeno a menudo presentan un aumento en la cantidad de colesterol dañino en la sangre. Cuando el colesterol dañino se acumula dentro de las arterias, puede bloquear el abastecimiento de sangre al corazón y al cerebro, lo que podría causar un ataque cardíaco o una enfermedad vascular cerebral.
Cuando las mujeres reciben terapia hormonal, sus niveles del colesterol dañino bajan, reduciéndose su riesgo de muerte e incapacitación como consecuencia de un ataque cardíaco o enfermedad vascular cerebral. En realidad, los estudios muestran que las mujeres que reciben terapia hormonal presentan una reducción en el riesgo de enfermedad cardíaca de aproximadamente un 50% en comparación con las que no reciben dicha terapia.
6.- ¿Causa cáncer de mama la terapia estrogéníca de reemplazo?
R.-Durante los últimos años, se han realizado suficientes estudios médicos bien diseñados para investigar la posibilidad de un vínculo entre la terapia hormonal y el cáncer de mama. Aunque todavía no hay una respuesta definitiva para este interrogante, el mejor conocimiento médico de que se dispone actualmente indica que hay poco aumento del riesgo. En realidad, las mujeres que toman un progestágeno con su estrógeno presentan menos riesgo.
Actualmente, la mayoría de los expertos médicos están de acuerdo en que los beneficios de la terapia hormonal son muy superiores al riesgo de cáncer de mama. La terapia hormonal puede protegerla contra la enfermedad cardíaca, una de las causas principales de muerte entre las mujeres postmenopáusicas; la terapia hormonal también puede reducir sus posibilidades de sufrir éste padecimiento y evitar el desarrollo de osteoporosis, una enfermedad con consecuencias incapacitantes y hasta potencialmente fatales.
Los expertos también están de acuerdo en que todas las mujeres, no sólo las que reciben terapia hormonal, deben protegerse contra el cáncer de mama tomando medidas específicas para asegurar su detección precoz. Para protegerse a sí misma, acuda a examinarse los senos una vez al año, examínese usted los senos una vez al mes; y ordenaremos un mamograma cuando pensemos que sea apropiado.
7.- ¿Causa cáncer endometrial (dentro del útero) la terapia hormonal?
R.-En la década de 1970, varios estudios mostraron que las mujeres que tomaban estrógeno solo presentaban un riesgo mayor de desarrollar cáncer endometrial. Desde entonces, se ha demostrado que la adición de un progestágeno al régimen de estrógeno reduce tal riesgo, En realidad, el riesgo de cáncer endometrial en las mujeres que reciben terapia hormonal (combinación estrógeno-progestágeno) puede ser menor, que el riesgo en mujeres que no han sido tratadas con hormonas.
8.- ¿Por cuánto tiempo puedo esperar recibir este tratamiento, y por qué?
R.-Por todo el tiempo en que se sienta bien y continúe gozando de buena salud, no hay razón para detener el tratamiento. El continuar con la terapia hormonal no sólo le aliviará los síntomas incómodos de la deficiencia de estrógeno (bochornos, sudores nocturnos, etc.) sino que también le ofrecerá protección importante contra los efectos incapacitantes de la osteoporosis y de la enfermedad cardíaca. La terapia hormonal puede mejorar la calidad de su vida y también puede prolongarla. Lo que No debe hacer, es dejar de tomar el medicamento súbitamente, ni alterar la dosis o los dias de toma sin consultarlo.
El Dr. John Studd, del Hospital King's College de Londres dice: "La terapia estrogénica (de reemplazo) es probablemenete el adelanto más importante del último medio siglo en la medicina preventiva en el mundo occidental."

Lo que todo esposo debe saber acerca del climaterio femenino:

  • El climaterio es una etapa que se presenta durante la vida de todas las mujeres y se inicia entre los 40 y los 50 años, en ésta etapa, está incluída la menopausia. Se debe a un proceso natural en el que los ovarios disminuyen su actividad y en consecuencia producen menos hormonas sexuales. En el pasado no se le daba importancia a este proceso por considerarse irrelevante y transitorio.
  • En la actualidad se ha demostrado que los cambios hormonales del climaterio se relacionan directamente con alteraciones físicas, emocionales, anímicas y sexuales, por lo que ahora se cuenta con las bases para mejorar tales molestias, lo cual a su vez procura un estado de bienestar general, una actividad normal y una mejor integración tanto familiar como social.
  • Al entrar al climaterio, la mujer tiene irregularidades menstruales, bochornos, sudoración nocturna, insomnio, dolor de cabeza, pérdida de energía, se cansa más fácilmente y es más sensible, irritable, intranquila, temerosa y su motivación decrece. Simultáneamente nota sequedad de la piel, cambio en sus uñas y cabello, puede tener aumento y urgencia para orinar, comezón vaginal, sequedad durante las relaciones sexuales y disminución del deseo y de la satisfacción. Todas estas molestias son reales y han dejado de considerarse como antiguamente se creía: simples “nervios” o “histeria”. Lo más importante es que ahora se pueden aliviar con una correcta y selectiva sustitución hormonal; además, esta sustitución puede prevenir que en el futuro se presente arterioesclerosis, insuficiencia vascular. enfermedad cardiaca y osteoporosis.
  • Cada mujer es diferente, de tal manera que los síntomas, el grado de deficiencia hormonal y el tipo de tratamiento varían individualmente. Su ginecólogo debe establecer la sustitución más adecuada y aceptable pero es muy importante que el esposo también esté enterado de lo que es el climaterio y su tratamiento para que ofrezca el apoyo, comprensión y conocimiento y así su esposa conserve el bienestar general y una mejor calidad de vida para beneficio de ella y de su familia.
  • El climaterio no es el final de la vida de la mujer sino el inicio de una etapa y una nueva actividad familiar que se caracteriza por tranquilidad, satisfacción y deseo de gozar todo lo que la rodea. Esperamos que esté de acuerdo en que el climaterio, con sus cambios físicos y mentales, no es único de su esposa. Usted apreciará, sin embargo, que no podemos dar toda la información sobre el climaterio en este espacio. La consulta ginecológica es la fuente más importante de información; acuda en caso de alguna duda.

Otros temas:


Volver a la página principal